¿La Ley Económica Urgente reactivará la economía del país?, un análisis de Muñoz y García

El proyecto de Ley Orgánico para el Fomento Productivo, fue analizado por el asambleísta y presidente de la Comisión de Régimen Económico, Pabel Muñoz, y el economista y catedrático universitario Santiago García. Mientras el primero manifestó que la normativa tiene elementos preocupantes, el docente señaló la necesidad de mirar hacia adelante y que el Legislativo más allá de tener posiciones partidistas debe aportar lo suficiente como para evitar una fuga de capitales y fortalecer la dolarización.

“Es una ley que preocupa con elementos que considero que siendo útiles los conceptos como remisión e incentivos si es importante preguntarse de qué manera se lo usa”, señaló Muñoz al manifestar que es una ley que apunta al gran capital.

El asambleísta señaló que las remisiones que se hizo en el 2015 por parte del Gobierno de Rafael Correa se debió a la caída de precio del petróleo y una recesión económica, y manifestó que ahora el barril supera los USD70 y totalmente diferente a la de aquella época.

“Es una carta a papá Noel en Junio porque el problema es la generosidad en los conceptos”, puntualizó al indicar que en cuanto a las remisiones de intereses y multas se debe poner un candado para que quienes se hayan beneficiado antes no lo vuelvan hacer y quitar aquello que tenga que ver con tránsito, seguridad social y el impuesto retenido.

Asimismo criticó que la normativa no tenga metas de desempeño, es decir se pone incentivos a las empresas pero no se les exige la contraparte.

García indicó que esta es una propuesta que se realiza en el marco de la insostenibilidad fiscal y desde ahí se crea un conjunto de 15 incentivos, en ese sentido se refirió al articulado referente a la remisión y recordó que el exrégimen ya se había usado este mecanismo en dos ocasiones debido a que es una propuesta interesante para recuperar los ingresos parqueados.

El docente explicó que en 2014 el Estado adeudó USD 2000 millones a las Pymes debido al shock económico externo, razón por las cual dichas empresas no pagaron a la seguridad social ni los impuestos durante 2015 y 2016 de ahí que el concepto de remisión este bien pensado.

“Esto no pasa solo en Ecuador sino en Estados Unidos, esto tiene que ver cuando la empresa entra en conflicto y no tiene con qué pagar porque no posee liquidez”, agregó.

En cuanto a los incentivos para generar inversión en el país, García manifestó que en la ley se proponen un total de quince a los que vio con buenos ojos sin embargo remarcó la necesidad de regular la salida de capitales con el fin de afectar a la dolarización.

ESCUCHE EL AUDIO DE LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *