Pabel Muñoz cree que veto a proyecto urgente es confuso y pide que Pleno se ratifique en ocho puntos

La objeción del presidente de la República, Lenín Moreno, al proyecto de Ley Orgánica para la Reactivación Económica “tiene características complejas” y “no se entiende hacia donde apunta”, enfatizó Pabel Muñoz, presidente de la Comisión de Régimen Económico. Esta mesa estudió las observaciones del Régimen y preparó el informe no vinculante que lo presentó Muñoz ante el Pleno.

Explicó que el Primer Mandatario presentó desacuerdos en veintiún temas. A esos la Comisión los revisó y los agrupó en catorce. Según el documento, al final, la mayoría se allanó a seis y se ratificó en ocho puntos.

Uno de los temas que generó mayor debate y división en la votación de la mesa es sobre el uso de medios electrónicos de pago. En la propuesta del Parlamento era que lo opere el Banco Central, pero el Régimen considera que lo debe hacer la banca privada. Finalmente, ganó esta segunda opción.

Para Muñoz esta posibilidad es “un error”. Sin embargo, indicó que si el Pleno considera lo contrario, por lo menos se debe pedir un compromiso para que el órgano técnico, que define las tasas de los costos financieros, beneficie a los ciudadanos.

Los temas en los que se allanó la Comisión tienen que ver, según el parlamentario, con una redacción más clara y con la posibilidad de interpretar mejor la norma. Ahí está, por ejemplo, que los gobiernos locales, de más de 200 mil habitantes, tengan un plazo para establecer mecanismos de pago electrónico para el transporte publico.

Ratificación

Pabel Muñoz explicó que los temas en los que se ratifican se refieren a los adjudicatarios de los incentivos tributarios. Aseveró que la norma debe dejar claro quiénes serán los beneficiados y para ello es necesario definirlos, por ejemplo, saber quiénes son exportadores habituales o microempresarios. En el veto se plantea que esa definición se haga en el Reglamento.

En el texto aprobado por el Parlamento se exonera del Impuesto a la Renta (IR) a las nuevas microempresas durante tres años y se reduce en diez puntos la tarifa del Impuesto a la Renta por reinversión de utilidades. “Lo bueno es saber qué actividades queremos estimular: la producción nacional manufacturera, las dedicada a la exportación”, dijo Muñoz.

También se refirió a la reprogramación de deudas con el Banco Nacional de Fomento. Cree que no se debe poner un techo, puesto que lo único que hizo la Asamblea es extender los plazos de las normas que ya estaban vigentes sobre este tema.

LILA/pv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *